Blog

Estos días han sido intensos. Mucho trabajo, planes, “empujar” para que las cosas pasen, hacer y hacer. Hay tiempos así... para todos. 

La realidad me distrajo de algo que es toral para mi. CONECTAR hondo con los que amo. 

Ayer conversaba con mi hija de 7 sobre una canción que veníamos escuchando.

Hablaba sobre el primer beso. ¡ Ouuuch ! 

Que facil es pensar en nuestros hijos.
 
Muy a menudo le damos mas espacio a pensar que a sentir.
 
Y en este constante pensar nos enredamos en historias, en cuentos.

Hace un tiempo, cuando mi hijo mayor era muy pequeño vi una serie famosa sobre crianza.  Veía como una Nana Profesional aconsejaba a la desesperada familia sobre qué hacer con su hijo rebelde (asi lo describía la Nana y sus papás).

¡Ahora si tenemos cerca el periodo navideño, las fiestas, los encuentros, la familia, las tradiciones, los regalos! 

Hace unos días una clienta llegó conmigo a un programa de Coaching de Vida. En una de las sesiones mas recientes ella me decía que no comprendía por qué una amiga de mucho tiempo había dejado de estar cerca.